El exjefe policial fue aprehendido este martes tras haber prestado su declaración informativa por la participación que tuvo en el operativo combinado de la institución del orden y las Fuerzas Armadas que dejó al menos 10 muertos y decenas de heridos.

Los delitos que pesan contra Montero, quien ejerció funciones al frente de la Policía durante el gobierno de Jeanine Añez, son genocidio, homicidio y lesiones graves.

Además del caso Senkata, contra el exjefe policial pesa otra investigación, está vez por lo ocurrido en Sacaba, Cochabamba, del 15 de noviembre de 2019, donde perdieron la vida otras 10 personas.

El Grupos Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) calificó a estos hechos como “masacres” e instó a la reparación del daño, justicia y acciones estratégicas para que no se vuelvan a repetir.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *